QUÉ COMER LA PRIMERA VEZ QUE VISITAS HONG KONG

La historia hace de Hong Kong una ciudad con múltiple cruce de culturas y eso, por supuesto, se tenía que ver reflejado en su gastronomía. Yo me disponía a descubrirla en dos días. Error, imposible hacerlo, así que ya tengo excusa para volver.

Puede haber una infinita variedad de ingredientes y platos, pero entre ellos siempre hay algunos que destacan y que se vuelven imprescindibles en una primera visita. Aquí os dejo alguno de ellos, con también alguna elección muy personal desencadenada por una pasión pastelera descontrolada.

Empezamos:

Dim Sum

El famoso dim dum. O mejor, los famosos dim dums. En plural por dos razones: la primera, porque son pequeñas piezas de comida y se sirven en raciones. Segunda, porque bajo la categoría “dim sum” hay decenas de tipos distintos. Y no son distintos sólo por el relleno (cerdo, marisco, verduras….), sino también por la masa que los envuelve, cómo los envuelve y cómo se cocinan.

Mis favoritos son los que se cuecen al vapor y luego se pasan por la plancha. ¡Me encanta la textura!

Oca asada

Yat Lok es uno de los restaurantes estrella — nunca mejor dicho, pues disfruta de una Estrella Michelin — para probar la oca asada. Ésta es la especialidad de este local en el que detrás de este popular plato, se esconde mucho trabajo para marinar la carne durante horas y asarla lentamente al carbón, siendo el resultado esta renombrada y tierna carne con exterior dorado y crujiente.

Cerdo asado

Las carnes asadas son típicas de la cocina cantonesa que domina la gastronomía de Hong Kong y, no será menos, la carne de cerdo. La probamos, entre otros lugares, en Yat Lok. La carne muy (muy) tierna, la piel muy (muy) crujiente y absolutamente sabrosa. El acompañamiento era arroz blanco y pensamos que tal vez el plato estaría falto de gracia pero que equivocados estábamos. El cerdo asado era todo lo que necesitábamos en el plato.

Magdalenas de coco

Son muy populares las tartaletas de coco (hechas a base de coco rallado) pero en muchas pastelerías dejan la tartaleta atrás y usan un poco más de harina hasta tener una masa suficientemente consistente como para hacer crecer unas magdalenas dulces y deliciosas.

Entre otras pastelerías locales, os recomiendo la céntrica Happy Cake Hong Kong.

Bollos o buns

Como bien decían los comerciales de antaño, ¡Bueno, bonito y barato! Los buns son ideales para saciar el hambre en momentos de turisteo de una manera rápida y económica. Los hay desde rellenos de mantequilla dulce hasta los rellenos de un guisado de cerdo.

Si entráis en una pastelería local, tendréis que probar suerte, como nosotros, y decidir a dedo, a ver qué sorpresa os depara el bun, ya que todo estará escrito en Cantonés. ¡Nosotros los elegimos totalmente a dedo!

Para probar los buns — a golpe de suerte suerte si no habláis Cantonés — os recomiendo la pastelería Pak See Kut Cake Shop, en el distrito de Wan Chai.

Tartaleta de huevo o egg tart

Este popular dulce lo encontraréis en casi todas — por no atreverme a decir todas — las pastelerías y también en muchas cafeterías y restaurantes.

Las egg tarts de Hong Kong tuvieron influencia del pastéis de nata debido a la proximidad de Macau, ex-colonia portuguesa. Son muy similares pero a simple vista podemos detectar la primera diferencia y es que los pasteles portugueses se cuecen en el horno hasta que el relleno se empieza a caramelizar, dejando el proceso manchas oscuras en el relleno; en la versión de Hong Kong, esto no sucede, quedando el relleno completamente amarillo.

A pesar del origen y del obvio parecido entre los dos dulces, hay alguna otra diferencia entre ambos, como por ejemplo el uso de sólo de la yema de los huevos en los pastéis de nata y el uso de todo el huevo en la egg tart; además, en la primera se usa bastante crema que reduce el sabor de la yema de huevo mientras que en la segunda, se usa leche en polvo, lo que deja que el sabor del huevo se expanda en cada mordisco.

Sea como sea, es en definitiva una buena manera de cerrar una comida o de saciar ese gusanillo en busca de dulce a media tarde.

Beef Brisket Noodles

Calorcito rico en pleno mes de julio en Hong Kong, pero y qué más me da, si puedo saborear ternera cocida a fuego lento, sumergida en un caldo preparado a base de especias que nutren a la carne de sabor y más sabor. Qué más dará…

No vayáis muy lejos a buscar vuestro plato de brisket noodles; confiad en los lugareños y en sus locales, ¡Nunca sabes quién habrá estado preparando un delicioso caldo desde primera hora de la mañana!

Y hasta aquí mi lista de qué comer en Hong Kong en una primera visita express. Tanto la ciudad en si como su gastronomía me dejó con muchas ganas de volver y ya tengo en mente unos cuantos otros platos a probar en mi próxima visita. Si ya habéis visitado Hong Kong o lo tenéis previsto, escribid en comentarios algún plato que os gustó o os gustaría probar, ¡así me dais más ideas!

Un comentario sobre “QUÉ COMER LA PRIMERA VEZ QUE VISITAS HONG KONG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s